Pipol

En esta sección puedes leer algunas entrevistas que hemos hecho a gente con la que hemos colaborado y personas cuyo trabajo admiramos. No la actualizamos todo lo que nos gustaría pero estate atento porque tenemos nuevas entrevistas en mente : )

Buscador
« Reid Miles | Main
viernes
oct102003

Entrevista a Ibon Errazkin

Entrevista que hicimos a Ibon Errazkin a finales de 2003.

Para celebrar la inauguración de la web, hemos entrevistado a uno de nuestros gurús musicales: Ibon Errazkin. Ibon ha formado parte de numerosos grupos y proyectos desde finales de los 80: Aventuras de Kirlian, 23 Ojos de Pez, Le Mans (con los mismos componentes de Aventuras: Teresa, Jone, Peru, más Gorka), Daily Planet, Instrümental… hoy en día publica discos con su propio nombre y, entre otras cosas, produce trabajos de otros artistas como Nosoträsh o Carlos Berlanga.
Ibon se ofreció amablemente a realizar la entrevista y tomar algo con los primos en la terraza del Udaberri. Nuestro amigo Xabi Loreak se unió a la mesa y así fue como transcurrió la conversación.

Primo: ¿Qué tal todo, estás contento con tu nuevo disco Escuela de Arte (Elefant 2003)?
Ibon: Sí, de las veces que más. Es un disco que grabé hace ya un año y que estuve mezclando con mucha calma. La verdad es que me suena ya muy viejo, hay muchas cosas que están en el disco que no es lo que me pondría a grabar ahora pero eso pasa siempre. Lo que ocurre es que tardo mucho en preparar los discos que estoy haciendo. Podría haber empezado a grabar Escuela de Arte hace 3 o 4 años pero, como no tenía prisa, me llamaban, por ejemplo, Nosoträsh para producirles su disco y no me importaba aparcar el mío seis meses. Por eso, hay canciones en el disco que tienen ya unos años y ahora mismo tengo la cabeza con otras ideas. Hay una época, justo cuando acabas de hacer un disco, que es muy creativa porque dejas de pensar en canciones en las que llevas trabajando un año y es una especie de liberación.
Escuela de Arte, por ejemplo, fue como una reacción a mi primer disco en solitario (Ibon Errazkin, Elefant 2000) que era tan duro y tan crudo. Tenía muchas ganas de volver a hacer algo mucho más suave, más acústico.
Además, una diferencia grande con respecto a otros discos es que, desde hace más de un año, estoy trabajando con el mismo técnico en el mismo estudio y eso se acaba notando porque aprendes a mezclar y te familiarizas con tu propia escucha.

Primo: Además, has repetido con los músicos de tu anterior disco, ¿estás a gusto con ellos no?
Ibon:
Sí, he repetido con todos. No somos como un grupo que ensaya todas las semanas durante años. Sólo ensayamos para grabar y eso también está bien. Antes con Le Mans y con Daily Planet era muy maniático y controlaba lo que hacía todo el mundo pero esta vez les dije que tocaran como quisieran, a su manera. De hecho, creo que las canciones del disco no son muy distintas a las que hacía con Le Mans pero como éstos las tocan de otra manera, más rockera, hace que suenen bastante diferente.
Primo: ¿Ellos tienen también otros grupos no?
Ibon: Sí, Murky, el guitarrista, y Momonje, que es el batería, estaban en Patrullero Mancuso, un grupo que me encantaba. Olaf, el bajista, es un chico que dibuja muy bien y toca en Solex, un grupo noise de Madrid. Es gente que conocí cuando fui a vivir a Madrid y nunca pensé que les hubiera apetecido trabajar conmigo porque yo tocaba en Le Mans, que era un grupo con muy poca credibilidad entre la gente rockera.

Primo: Parece que cuando dejaste Le Mans tenías muchas ganas de experimentar y de cambiar de aires.
Ibon:
Sí, pero creo que, de todas formas, en la última época de Le Mans también hacíamos cosas que eran más experimentales aunque, como grupo, teníamos un estilo de tocar muy lento y muy suave. No me debería de importar nada, pero me daba un poco de rabia que la gente nos clasificara mucho y que, a pesar de que hiciéramos cosa diferentes, dijeran siempre que lo que hacíamos era naïf, minimalista.

Primo: Hablando un poco de Le Mans, alguna vez has dicho que no estabas contento con el resultado del disco Saudade (Elefant 1995), ¿ porqué?
Ibon:
Me da mucha pena como quedó el Saudade. Era un disco muy ambicioso y lo grabamos en el estudio De Lucas que, quizás, no era el más indicado para lo que queríamos hacer. Entresemana (Elefant 1994), en cambio, también lo grabamos en De Lucas pero queríamos que tuviera un sonido más sencillo y agradable y creo que sí quedó bien. En Saudade buscábamos muchos sonidos graves con el celo y el bajo muy presentes sobre la guitarra y eso era más difícil de lograr en un estudio así. De todas formas, como canciones, es el disco de Le Mans que más me gusta. Ahora se va a masterizar el disco (en su día salío sin masterizar) porque se va a reeditar todo lo de Le Mans otra vez, y algunas canciones han ganado mucho, creo que el Saudade ha mejorado y suena mejor ahora.
Xabi: Para mí, la portada del Saudade es la mejor de Le Mans.
Ibon: Sí, la verdad es que es muy buena.

Primo: ¿Te encuentras cómodo como productor de tus discos?
Ibon: Sí, además, como os he comentado, trabajo con un técnico con el que consigo llevar a cabo las ideas que tengo en la cabeza. Mezclar en un estudio es muy estresante porque el tiempo es limitado y no sabes si va a sonar como esperas. Escuela de Arte lo mezclamos en casa y estuvimos de Enero a Marzo quedando dos o tres horas todos los días y eso es un lujo. El peligro es que en tu casa nunca acabas de mezclar porque te rallas, llegas a hacer siete mezclas… y tienes que saber parar.

Primo: ¿Qué tal trabajando para publicidad, películas…?
Ibon:
Sinceramente, los trabajos para publicidad los hago por dinero, no es nada gratificante. Parece que tienes que copiar cosas ya hechas, es muy poco espiritual. En cuanto ellos (los que le encargan el trabajo) están satisfechos les paso la factura, es cero artístico por mi parte. De todas formas, es peor una banda sonora porque acabas haciendo una música que a tí no te gusta, que es la que en realidad haría el director si él supiera tocar. Nunca he tenido excesiva libertad para hacer este tipo de trabajos. Hacer música para que acompañe imágenes me parece frío, un poco triste. Muchas veces dicen que mi música es bastante cinematográfica pero no lo hago de forma consciente.

Primo: ¿Hicistéis algún videoclip para Le Mans?
Ibon:
Sí, hicimos uno para una versión corta de la canción "Todo va mal", de nuestro último disco (Aquí Vivía Yo, Elefant 1998)), y es una chulada. Lo hizo Grabiel Ibañez, son imágenes con cartulinas haciendo figuras geométricas… además, está grabado en super 8, tiene una textura muy bonita. Olaf también va a hacer un vídeo para la canción "Sunday Sahara Spain" de mi último disco.

Primo: ¿Te parece que en la música ya está todo hecho?, ¿No crees que en la música pop y rock innovar pasa por hacer una producción diferente?
Ibon:
Que va, a mí me parece que queda todo por hacer en música.
Xabi: ¿No os acordáis del tema que pinchó el otro día Ibon en el Elektronikaldia? Estábamos todos flipados preguntándonos que sería eso.
Ibon: Eran los Boredoms, un grupo japonés. Cuando pensé que ya no podía haber nada nuevo bajo el sol conocí este grupo. Son muy buenos, llevan tocando desde finales de los 80 y han sacado 10 o 15 LPs.
En mi opinión, a pesar de que los acordes sean siempre los mismos, mientras haya nuevos aparatos, va a haber nueva música. Poco a poco se irán superando los estilos de música que conocemos y saldrán cosas nuevas. Ahora también gracias a las reediciones en CD o a internet, todo el mundo tiene mucho más acceso a todo. Me acuerdo que en los 80 no escuchábamos música que no fuera de los 80, fue más tarde cuando empezamos a poder comprar cosas de los 60 o 70.
Xabi: Ahora creo que hay un exceso de información brutal, hay gente que va a acabar pasando de todo, que preferirá no saber nada de nada.
Ibon: Yo pensaba que todo este rollo era un fenómeno de fin de siglo en el que todos los estilos se estaban reciclando y ya no se podrían combinar más entre sí, que saldría una generación de gente de 14 años que sólo hubiera oído Aphex Twin en su vida… (risas), les hablarías de los Beatles y les sonaría como a nosotros Mozart.

Primo: Cuéntanos, ¿cuál fue el primer disco que te compraste?
Ibon:
El primer disco que me compré fue el disco recopilatorio rojo de los Beatles, tenía unos 6 años. Vi a los Beatles en la tele y flipé. Mis padres me empezaron a regalar discos y, con 7 u 8 años, ya les pedía el dinero para elegir yo mismo los discos. Fui muy precoz con la música, con 8 o 9 años iba todos los Domingos al quiosco con mi padre para comprar revistas de música como Popular 1 o Vibraciones. Siempre he estado obsesionado con la música, hay discos de David Bowie del 79-80 que recuerdo habérmelos comprado cuando salieron, aluciné mucho con el "Closer" de Joy Division.

Primo: ¿Cuándo empezaste a tocar?
Ibon:
Empecé haciendo fanzines y tardé en animarme a tocar algo. Con unos 15 años, hacia el 84, tenía un fanzine que se llamaba Interiores. Comencé a tocar un bajo prestado haciendo versiones de los Cramps y Parálisis en un grupo que se llamaba La Voz De La Inocencia. Más tarde conocí a Teresa Iturrioz (componente de Aventuras de Kirlian y de Le Mans) que se había comprado otro bajo y decidimos hacer un grupo, Aventuras de Kirlian. Los dos queríamos tocar el bajo y los primero seis meses ensayábamos con dos bajos. Dejé de hacer el fanzine porque me daba palo tocar tan mal y encima estar escribiendo de otros grupos locales. Luego entraron Peru Izeta y Jone Gabarain (percusiones y voz, ambos componentes de Aventuras y de Le Mans) y yo me pasé a la guitarra porque alguien tenía que tocarla.

Primo: ¿Dónde te compraste tu primera guitarra?
Ibon:
Pues la compré en Musical 72, la tienda que está en el Buen Pastor, al lado del Caravanseray. Era una guitarra eléctrica, la típica imitación de la Fender Stratocaster blanca y negra. Fui a una academia pero lo dejé pronto. A mí lo que me gustaba de verdad era el bajo, me parece tan difícil tocarlo bien. Hay que tener otra mentalidad para tocarlo, Teresa, por ejemplo, la tiene.

Primo: ¿Cuando empezaste a tocar, te planteaste dedicarte a la música en un futuro?
Ibon:
No, para nada! Era impensable en aquella época. Con Aventuras de Kirlian, por ejemplo, nunca hubiéramos pensado que íbamos a grabar un disco. En la segunda mitad de los ochenta, sellos de la movida como Dro y Gasa se convirtieron en multinacionales cuando grupos como Dunchan Dhu o Gabinete petaron y bandas como nosotros no teníamos acceso a ese tipo de sellos. A parte, en Donosti había unos grupos alucinantes y tuvimos la suerte de grabar sólo nosotros. Los grupos no aspirábamos a grabar discos, era algo impensable y eso hizo que todo fuera una cosa super artie. Si grupos como 23 Ojos De Pez, La Insidia (más tarde Family) o nosotros tocábamos en Septiembre y repetías repertorio en Diciembre, eras lo peor! Había un nivel de exigencia altísimo, el listón era muy alto y todos los grupos nos dábamos mucha caña, fue una gran escuela. Yo, además de con Aventuras De Kirlian, tocaba en 23 Ojos De Pez con Javi Pez (Parafünk, Camping Gaz, Digi Onze…) y como éramos vecinos estuvimos la primera mitad del 87 quedando todos los días para tocar la guitarra, tocábamos horas y horas y teníamos decenas de canciones. La recuerdo como la época en la que aprendí a tocar la guitarra y, de hecho, creo que luego ya no he avanzado (risas).

Primo: ¿Y a Javi Pez como le conociste?
Ibon:
En esa época ibas a un concierto o algo y te quedabas con las pintas de la gente, siempre nos encontrábamos en los mismos sitios. De hecho, creo que Javi y yo nos paramos un día a hablar en la calle sin más, como que ya tocaba. Hicimos 23 Ojos De Pez ( junto con Jon Izeta y Alberto Martínez) y los conciertos que dimos estuvieron bastante bien pero es una pena porque no hay nada muy bien grabado.
Xabi: La verdad es que los conciertos de 23 Ojos molaban. Aventuras De Kirlian, en cambio, erais muy malos en concierto! (risas)
Ibon: Al final mejoramos! (risas), pero la verdad es que éramos malos. Tengo bastantes actuaciones grabadas, una en Musikarte, otra se retransmitió en Radiocadena con Luis Angel… y algunas contradicen esa teoría (risas). Me acuerdo de una actuación que hicimos en 1989 en un concurso en Bilbao, dos meses después de haber grabado el disco de Aventuras, y nos salió la actuación de nuestra vida. Me encontré con un tío que conocía del jurado y me dijo " a mí me ha gustado mucho pero es que tocáis tan mal!" (risas). Yo le dije que la verdad es que nos había salido un poco mal pero, para nosotros, habíamos tocado de perlas! (Risas). Me quedé cortadísimo!
Primo: Se ve que en aquella época todo era más auténtico, que era todo mucho más artie como decías.
Ibon:
Sí, además existía un público, los conciertos de grupos locales se llenaban siempre y había dos o tres programas de radio en los que se ponían las maquetas… Javi Pez, por ejemplo, era conocidísimo en Donosti por las maquetas que ponían Ricardo y Forky, este último tenía incluso un top ten de maquetas. Además en los institutos había mucho rollo, muchos conciertos
Xabi: Yo, como espectador, veía que aquí había un nivel altísimo. Lo que escuchábamos en la radio no era ni la mitad de bueno que lo que se hacía en Donosti, existía un movimiento muy importante.
Ibon: Además, era un momento en que en la música española no había nada, sólo algunas cosas muy puntuales como Corcobado, los Coyotes… no había mucho donde elegir.

Primo: Creemos que en Donosti, en estos momentos, es bastante difícil encontrar un buen grupo de pop por ejemplo.
Ibon:
Pues en Madrid ahora hay unos cuantos, existe una pequeña escena muy interesante. El sello Alehop está sacando cosas muy interesantes, también esta el grupo Grimorio, Solex, Detergente… Lo que pasa es que es un rollo muy underground como para que salga, por ejemplo, en Rock de Lux. Ahora el listón de lo que se considera alternativo en España ha cambiado mucho. Los Planetas son considerados como el grupo indie por excelencia, imagen de la música alternativa, y ya ves… qué grupo tan rompedor y tan innovador.

Primo: ¿Tienes otros hobbies aparte de tu obsesión por la música?
Ibon:
Pues no (risas). No sé, me gusta leer, ir al cine y esas cosas pero eso es muy típico, no voy a decir eso… Realmente estoy muy centrado en la música. Para cosas visuales tengo una falta de sensibilidad bastante grande, voy a una exposición y no me dice nada… la arquitectura… no sé, soy muy insensible para muchas cosas. De pequeño en cambio hacía deporte, era un buen baloncestista. Viví en Madrid una temporada y casi me ficha el Madrid (risas, vaya sorpresa!) pero me volví a Donosti y lo dejé.
Primo: ¿Cómo haces para conocer tanta música, como te has formado musicalmente, como te informas?
Ibon: Siempre me ha gustado mucho leer sobre música, ir a tiendas de segunda mano… además, a mí se me quedan los nombres y si voy al rastro y veo un LP de no sé quien y veo que el productor es el de otro grupo que conozco… siempre me ha gustado hablar de música… es parte de la obsesión de la que te hablaba antes. Tener un disco que no tiene nadie, también existe ese punto de snobismo, como de atracción por cosas raras. Siempre he tenido curiosidad por música de todo tipo, voy a una tienda, veo un disco y me digo "¿eso que será?" y me lo compro.
Primo: Tendrás una cantidad de discos…
Ibon: No tengo tantos… Murky y Olaf, los que tocan conmigo, seguro que tienen muchos más. Yo tendré 2 mil o tres mil pero, teniendo en cuenta que llevo toda la vida comprando discos, no es mucho. De todas formas, cada vez intento comprar menos para oír bien los que tengo porque llega un momento en que te das cuenta de que no conoces discos que tienes, me pasa mucho. Voy por ejemplo a casa de alguien y le digo "qué bueno es esto", luego lo miro y resulta que lo tengo, me pasa un montón.

Primo: Con lo tímido que pareces, que te da palo tocar en concierto… nos sorprende que salgas en las portadas de tus discos, no es un poco contradictorio?
Ibon:
No, no.. yo aparte, no soy tímido, no me considero tímido vamos. Lo del disco son cosas que me proponen Teresa (Iturrioz) y Javier (Aramburu) y yo me presto, soy como un campo de experimento para ellos.
Xabi: A tu madre no le parecía muy bien que salieras en las portadas.
Ibon: Sí, a mí madre le parecía impropio de mí, es verdad (risas). Pero eso es porque en casa tampoco te muestras nunca del todo como eres con tus padres, eso es verdad (risas), das una imagen más seria siempre.
Lo de las portadas fue también la gracia de empezar mi carrera como solista, "ahora Ibon Errazkin", molaba con foto… como solista. La portada de los rayos de Escuela de Arte fue una idea de Teresa y de Javier, yo les digo que sí a todo.
Lo que sí me da palo es tocar en directo, más que por timidez, porque me parece duro, no lo paso bien… igual eso sí es timidez, no lo sé. Además, para mí, después de haber estado grabando un disco un año, ponerte a ensayar esas canciones durante meses,,, qué pereza. Tengo el recuerdo de que cuando tocaba en concierto con Le Mans, estaba tan aburrido de esas canciones que no sentía nada tocándolas. Me parecía un poco absurda la situación de estar con toda esa gente enfrente, no sé…
Xabi: Recuerdo una actuación de Le Mans en El Sol (Madrid), es uno de los mejores conciertos que he visto en mi vida.
Ibon: Esa fue de las mejores sí, estábamos presentando el Saudade. Lo que pasa es que veo algo en el rollo de los conciertos que me parece postizo, ni siquiera me gusta mucho ir a conciertos. Me parece como un rito… a mí me gusta cuando alguien se sale del formato. Ahora existe un formato de lo que es un concierto y de lo que es y no es aceptable, y eso es un coñazo. Hubo un momento en que pensé tocar en directo con el grupo del disco pero improvisando, no tocando canciones de los discos, pero es muy difícil… además, eso de viajar en una furgoneta y cargar los amplis no me gusta nada. Te tiene que resultar muy gratificante salir al escenario porque, para mí, todo lo que rodea la vida en la carretera no tiene ningún glamour, la gente lo tiene idealizado, es un muermo.
De todas formas, yo he flipado viendo a grupos en directo y cuando ves un buen concierto es una experiencia salvaje. Viendo, por ejemplo, a Royal Trux en Madrid flipé.

Aunque esta conversación que mantuvimos con Ibon se prolongó un buen rato, es aquí cuando saltó el stop de la grabadora. De todas formas, creemos que la entrevista ya es lo suficientemente larga y que os habréis quedado satisfechos.
Si aún no conoces Aventuras, Le Mans… ni nada de lo que ha hecho Ibon Errazkin no dudes en comprarte alguno de los discazos de su discografía.