Pipol

En esta sección puedes leer algunas entrevistas que hemos hecho a gente con la que hemos colaborado y personas cuyo trabajo admiramos. No la actualizamos todo lo que nos gustaría pero estate atento porque tenemos nuevas entrevistas en mente : )

Buscador
« 10 preguntas a Manuel Donada | Main | Entrevista a Jason Munn "The Small Stakes" »
viernes
mar202009

Parafünk "El clásico perdido"

Alguna vez ya os hemos hablado del primer disco de Parafünk, el grupo del donostiarra Javi Pez. Sin duda uno de nuestros discos favoritos de todos los tiempos! Y es que está claro que es un clásico perdido que nunca ha obtenido el reconocimiento que se merece. Cuando el hip hop estaba en pañales en España, Javi Pez se curró un disco en la onda del "3 Feet High and Rising" de De La Soul de un nivel impresionante que sigue sonando fresco y original a día de hoy. Hace unos meses, nuestro amigo dj K**O publicó en la Serie B un artículo sobre este disco entrevistando para la ocasión a Javi Pez. Todos accedieron encantados a nuestra petición de colgarlo en esta web, muchas gracias y a disfrutarlo!

A principios de los noventa, en España el hip hop atravesaba por un momento de incertidumbre total. La explosión rap de finales de los ochenta, reflejada en los recopilatorios "Rap´in Madrid" y "Rap de Aquí" (ambos publicados por Ariola en 1990), había resultado más una maniobra comercial de las multis por aprovechar el filón de una moda pasajera basada en estereotipos que un movimiento real. La verdadera historia comenzó con la segunda ola de rap español formada por grupos como Foreign Nation y Mission Hispana en Zaragoza, El Club De Los Poetas Violentos en Madrid, Eat Meat y 7 Notas 7 Colores en Barcelona, y Parafünk en San Sebastián, que demostraron que era posible hacer rap creíble y de calidad en castellano.

Uno de los primeros álbumes de aquella nueva hornada fue “Parafünk”. Publicado en 1993 por La Fábrica Magnética (un año antes que el "Madrid Zona Bruta" de CPV, comúnmente considerado como el primer disco español de rap “real”), el disco supuso un soplo de aire fresco e introdujo el rap de espíritu más abierto y fiestero en el panorama nacional. Hoy, quince años más tarde, se ha convertido en uno de esos clásicos injustamente olvidados. Visitamos a Javi Pez, Javier Vicente Calderón de nacimiento y MC Pez en el 93, en su estudio de Pasajes (Guipúzcoa) para que arroje algo de luz sobre la historia del mítico álbum. "Será mítico porque tiene muchos años, porque por otra cosa…”(risas).

Antes de formar Parafünk, Pez ya había tocado desde 1985 en grupos de guitarras como En el Jardín, 23 Ojos de Pez y Vitaminas. "Yo venía del pop pero también de escuchar mucha música. Por ejemplo, cuando se acabó 23 Ojos de Pez, lo que más hacía era ir a fiestas acid house. Nos introdujimos en la música negra por los grupos pop ingleses como Orange Juice, oíamos mucho soul y funk. También nos gustaban DAF, Kraftwerk y el electro. Yo ya había escuchado hip hop pero no estaba muy metido. El detonante fueron el "3 Feet High and Rising" de De La Soul y el "Takes a Nation of Millions to Hold Us Back" de Public Enemy, era algo nuevo y fresco. Luego ya empezamos a sumar: Jungle Brothers, Queen Latifah, etc".

A través del hip hop, Pez descubre un nuevo lenguaje musical: "De repente era como una nueva forma de expresarse, me apetecía rapear o, bueno, recitar. Y con el sampler de repente tenías la posibilidad de componer de forma más imaginativa, coger tus discos y juntar cachitos". En 1990, forma Parafünk junto a su amigo Dj Peio. "Él tenía un bajo y yo una caja de ritmos. Empezamos a tocar juntos y a rapear. En realidad, Parafünk era yo solo, Peio era la Posse" (risas).

Pronto saldría a la calle la maqueta, donde ya estaban las canciones del álbum, con excepción de la "La Calle" y "Caracas". "La maqueta tuvo bastante aceptación y ganó el concurso local DVorame en 1991". La carátula listaba las fuentes de las muestras utilizadas; puede que el resto de grupos también samplearan a Stevie Wonder o los JBs, pero a Tom Waits y Was Not Was seguro que no, y probablemente a los Beatles y Sarah Vaughan tampoco.

La cinta no tardó en llegar a manos de Servando Carvallar, ex-Aviador Dro y propietario del sello madrileño La Fábrica Magnética, quien propuso a Pez grabar un disco. Pez firmó el contrato en septiembre de 1991, sin embargo no comenzó a grabar hasta verano de 1992 porque se instaló una temporada en Caracas, donde había planeado hacer un curso de cine. "En Caracas descubrí la música latina, una influencia muy grande, sobre todo los vientos y la percusión".

Mario Gil, ex-teclista del grupo tecno-pop La Mode y productor, fue el encargado de dar forma al disco junto a Pez. "La grabación fue más larga que un día sin pan. Pasamos más de un mes en casa de Mario programando las bases y otro grabando y mezclando en el estudio". Poco meses antes, Gil había participado en la grabación del LP “¿Brothers?” de Foreign Nation, aún así no acabaron de entenderse: “Mario se lo curró pero yo habría necesitado un productor inglés, alguien con otra visión".

A pesar de todo, el resultado final fue más que digno y, de todas formas, nadie en España podría haber hecho que "Parafünk" petara como un disco del sello Jive. Pez recuerda la sensación de impotencia: "Me acuerdo cuando volví en autobús a San Sebastián con mi walkman, el cassette de mi disco y el primero de Omar en el sello Talkin´ Loud. Puse primero el de Omar y después el mío, y pensaba esto es mierda, qué mal suena, con esta gente no se puede competir…”(risas).

El álbum apareció finalmente en junio de 1993. A pesar de que los temas tenían más de dos años, su sonido y actitud en la línea del colectivo niuyorquino Native Tongues eran una novedad en España. Hits instantáneos como "Amara", himno dedicado al barrio natal de MC Pez, o el disco-rap de "F.S.N." se alternaban con canciones como "Carne Joven", “La Calle” y "Revolución (de los techos altos)" inspiradas en el pop inglés, el soul clásico y el acid jazz. La influencia latina se dejaba notar en algunos arreglos y en canciones como “Caracas”, con aquel sampleo infinito de Héctor Lavoe.

La falta de medios independientes hizo que su repercusión fuera limitada, de todas formas el disco fue bien acogido tanto por la prensa como por el público. Tras dos conciertos de presentación en San Sebastián y Madrid, Parafünk formaron parte de la gira Rapadelia´93 junto a los barceloneses Eat Meat y 7 Notas 7 Colores. Por desgracia, la promo se vió resentida por la mala situación financiera de La Fábrica Magnética y un desinterés progresivo del sello, que acabó desapareciendo.

Parafünk nunca se esforzaron por definir su sonido o pertenecer a una escena: “Eramos muy pop para ser hip hop, hacíamos pop hop” (risas). “En realidad, a mí aquella música me gustaba porque consistía en samplear soul y funk viejo, pero yo no distinguía entre funk y rap. Por eso el grupo evolucionó hacia otro sonido más cercano a Prince, Sly y el soul de Filadelfia”. Puede que ésta sea la razón de que un grupo tan fundamental no haya recibido el trato que se merece con el paso del tiempo, pero así son la mejores historias.

Escucha el disco AQUÍ.

Web de Javi Pez con su discografía y tal: www.3ok.info y su Myspace